Católicos

La Escuela de Lenguas Orientales que montaron los dominicos para poder evangelizar. Santo Domingo de Guzmán comprendió la necesidad de prepararse para la misión

Tanto Valencia como Xátiva, entre otras localidades, tuvieron uno centro en el siglo XIII. En la Escuela de Lenguas Orientales que dependía de los conventos dominicos, no solo se enseñaban idiomas, sino que también se podían estudiar la cultura y las tradiciones de los países que los predicadores de las órdenes mendicantes irían a evangelizar.

"Aprendían árabe y hebreo y la cultura, sobre todo filosófica, de los países orientales a los que iban a predicar", explica el historiador dominico Alfonso Esponera a la agencia AVAN. Precursoras en su época, las "Studia Linguarum" nacieron por obra de distintas órdenes mendicantes, en particular franciscanos y dominicos, que necesitaban unos estudios previos antes de marcharse a anunciar el Evangelio a tierras lejanas.

Su presencia en los siglos XIII y XIV demuestra "una preocupación evangelizadora y aporta la novedad de ser lugares de preparación para los misioneros en lengua, cultura y tradiciones de los países orientales".

Aunque la trayectoria de estos centros de estudios no fue demasiado larga en el tiempo, su impacto, y el hecho de que la Iglesia entendiera desde un principio que necesitaba conocer las sociedades a las que iba antes de evangelizarlas, fueron pilar básico para los siglos venideros.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?