Católicos

Reality emitido en Cuatro

La Delegación de Medios del Arzobispado de Madrid dio el visto bueno a ‘Quiero ser monja’

La congregación madrileña que participa en el programa consultó a la diócesis. Las postulantes no cobran nada pero los conventos han recibido un donativo

Las participantes de Quiero ser monja.
photo_cameraLas participantes de Quiero ser monja.

Antes de comenzar el programa ‘Quiero ser monja’ que se emite en Cuatro desde el pasado domingo, la congregación de las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada de Madrid consultó a los responsables de su diócesis. La Delegación de Medios del Arzobispado no se opuso al formato. 

Religión Confidencial quiso saber si antes de emitirse el programa, las congregaciones  habían contado con el visto bueno de sus obispos. Esto es lo que explica el Director de  Medios del arzobispado de Madrid a este confidencial: “En un principio, las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada se pusieron en contacto con nosotros para conocer qué nos parecía su participación, si bien no era condición indispensable puesto que tienen autonomía para decidir cuestiones así”.

Y prosigue: “Tras informar a la Vicaría para la Vida Consagrada, desde la Delegación de Medios del Arzobispado de Madrid hablamos con ellas de los riesgos y oportunidades que planteaba el formato, quedando a su disposición para lo que pudieran necesitar”.

Desde Medios del Arzobispado entienden que “si un programa de este tipo se hace sin un montaje malintencionado y desde el respeto, puede servir para mostrar el verdadero rostro de la vida religiosa y poner en valor la enorme labor que realizan las comunidades tanto de vida activa como de vida contemplativa; aunque evidentemente entendemos también que el proceso de discernimiento vocacional es algo muy serio y el ideal no es que esté mediatizado”.

Las mismas fuentes señalan que estas gestiones las llevó Medios del Arzobispado (en la que no entró arzobispo). “Hemos ido siguiendo la gestación del programa y su posterior desarrollo, ya que, como no podía ser de otra manera, estamos a disposición de toda realidad eclesial a la que le pidan participar en cualquier medio de comunicación para asesorarla y acompañarla si fuera necesario”, añaden.

Permiso de la Casa Madre en Roma

Por su parte José Rueda, director del programa, ha declarado a Religión Confidencial que “la solicitud de permiso para participar es diferente en cada una de las congregaciones. Mientras que alguna tenía autonomía suficiente para decidir sin autorización, otras debían solicitarla a su obispo o a la Casa Madre de Roma”.

Aunque presentaron algunas reticencias iniciales, Rueda declara que “según los responsables eclesiásticos, el programa puede ayudar a aquellas jóvenes que sientan la llamada y tengan miedo a compartirla”.

La participación en el programa ha sido voluntaria. Ni las cinco chicas ni las congregaciones han recibido salario por su aportación. Para las futuras novicias, el premio era la experiencia y la posibilidad de tomar una decisión. Para las congregaciones, es enseñar su forma de vida. No obstante, los conventos han recibido un donativo -no solicitado- por parte de la productora.

Este programa se emite desde el pasado domingo 10 de abril. Se trata de un docureallity en el que cinco chicas conocerán el día a día en diferentes congregaciones. Juleysi, Paloma, Janet, Jaqui y María Fernanda deberán decidir después de seis semanas si desean convertirse en novicias o continuar con sus vidas anteriores.

La españolización de lo americano

“La llamada: quiero ser monja” está basado en el programa estadounidense “The sisterhood: becoming nuns”, que comenzó, igual que la versión española, con la despedida de una de las jóvenes y su novio. Sin embargo, dice Warner Bros, “Aquí la religión pesa más, las congregaciones y las instituciones religiosas tienen una historia y un recorrido mucho más profundos, y las jóvenes que sienten la llamada lo viven de una forma diferente”.

Existe hasta una web del programa para seguir todo lo que acontece. El programa ha conseguido el primer día de emisión una cuota de pantala del 7,1% con más de 1.390.000 espectadores y muy comentado en las redes sociales. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?