Alrededor de 30 millones de personas dedican sus vacaciones al peregrinaje. Alemania se suma a la moda de las rutas religiosas

El peregrinaje está de moda. Cada vez son más las familias que dedican sus vacaciones de verano a acudir a lugares sagrados. Alemania se incorpora a la ruta de principales destinos europeos.

La web de la Oficina de Turismo de Alemania ha incorporado ya ofertas alternativas centradas en la fe católica. Pretende realzar el sector del turismo y obtener apoyo en la preservación del patrimonio histórico.

El Ministerio de Turismo alemán ha creado un itinerario guiado por las grandes catedrales declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y también iglesias y monasterios. La ruta más novedosa es la del religioso Martín Lutero. El peregrino atravesará el país visitando los lugares en que estuvo el inspirador de la Reforma Protestante. Para remontar aún más en el sector turístico Alemania incluirá en este plan, rutas dedicadas al credo judío, con visitas sinagogas y la posibilidad de asistir a baños rituales.

Según un documento de la Santa Sede sobre el Peregrinaje, los centros de culto religioso reciben al año más de 300 millones de personas. El 70% son cristianos, lo que añade un valor: la fidelización del turista, de la que ha hablado David Martín Valles, subdirector del Patronato de Turismo, en referencia a la JMJ. El turismo religioso además, supone un apoyo extra en los gastos de mantenimiento de los monumentos.

 

Video del día

Una joven de 19 años muere en Rumanía devorada por un oso
Comentarios