Católicos

El obispo Barron alienta a los católicos a no abandonar la Iglesia por la crisis de los abusos

Un 37% de católicos considera renunciar a su fe por esta tragedia. En España, los religiosos reflexionan sobre un cambio de mentalidad para abordar el problema

Robert Barron, obispo auxiliar de Los Ángeles.
photo_cameraRobert Barron, obispo auxiliar de Los Ángeles.

El obispo auxiliar de Los Ángeles, Robert Barron, conocido mundialmente por su presencia mediática y por dirigir su organización de comunicación de evangelización Word on Fireha publicado un nuevo libro llamativo sobre los abusos sexuales en la Iglesia y sus desastrosas consecuencias. 

Religión Confidencial ha accedido al comunicado personal que escribe a todos sus seguidores en Word on Fire. Afirma que el escándalo de abuso sexual se ha apoderado de la Iglesia católica durante los últimos treinta años y continúa causando estragos incluso hoy. "Ha sido una obra maestra diabólica, que ha comprometido el trabajo de la Iglesia en todos los sentidos y ha dejado innumerables vidas en la ruina". 

En la misiva, añade que muchos católicos están preguntando comprensiblemente: “¿Por qué debería quedarme? ¿Por qué no abandonar este barco que se hunde antes de que me arrastre a mí y a mis hijos? "

En respuesta a este desafío extraordinario, ha escrito un breve libro titulado: "Carta a una iglesia que sufre: Un obispo habla sobre la crisis del abuso sexual, y es un grito desde el corazón"

"Oremos por las víctimas" 

El obispo Barron lamenta que una encuesta reciente de Gallup revela que el 37% de los católicos está considerando abandonar la Iglesia debido a la crisis de abuso sexual. "Es desalentador, pero creo que este nuevo libro puede ayudar", señala. 

También ha editado un nuevo sitio web en Suffering Church Book con varios recursos para "navegar por estas aguas muy entrecortadas". 

El purpurado advierte que su libro no es una declaración "oficial", pero explica que su intención es ubicar el escándalo dentro de un contexto teológico, histórico y bíblico, y luego sugerir un camino a seguir. Los beneficios de este libro se destinarán a organizaciones benéficas de confianza que ayuden a las víctimas de abuso sexual.

"Espero que este libro pueda ser útil para usted, su familia, sus amigos y cualquier persona que pueda sentirse desmoralizada, enojada y tentada a renunciar a la Iglesia. Oremos todos juntos por las víctimas de esta terrible crisis, y por la sanación y reforma que nuestra Iglesia necesita tan desesperadamente", conluye.

Jornada sobre abusos de poder, conciencia y sexuales

En España, la Iglesia Católica está haciendo todo lo posible para combatir esta crisis. Ayer miércoles 29 de mayo se celebró una jornada sobre abusos de poder, conciencia y sexuales convocada por la CONFER, Escuelas Católicas y la Conferencia Episcopal Española.

En el acto de apertura, la presidenta de la Confer, Mariña Ríos, (odn), expresó su “deseo de ayudarnos entre todos para hacerlo adecuadamente. Nos vemos afectados no sólo como esta o aquella Institución, sino como Iglesia. Como Iglesia hemos de poner los medios necesarios para afrontar las situaciones que se han dado, para garantizar y trabajar juntos.

Por su parte, el secretario general de la CEE, Luis Argüello realizó un llamamiento a caminar juntos y citando palabras del Santo Padre, expresó su deseo de cumplir la vocación de ser luz. “Cuando la lámpara está manchada es difícil que pueda iluminar y que nosotros podamos ver lo que acontece alrededor”.

También, José María Alvira, Secretario General de Escuelas Católicas, mostró su consternación ante estos hechos, e indicó que debemos ser claros ante la universalidad de esta plaga. “Nos preocupan los abusos en el conjunto de la sociedad. El objetivo de la Iglesia es escuchar, tutelar, proteger y cuidar a los menores abusados allá donde se encuentren. La Iglesia tiene que estar por encima de las polémicas. Ha llegado la hora de colaborar juntos.

IMG-20190529-WA0012

Dificultad de la víctima 

En la jornada estuvo presente Juan Carlos González, víctima de abusos. González trasladó a los asistentes la dificultad de la víctima por no saber qué hacer con su dolor. “La Institución tampoco sabe qué hacer con el dolor de la víctima, la sociedad tampoco. La herida sangra y cualquier detalle nos duele. Nos duele que se nos catalogue como presuntas víctimas. Es el momento de limpiar la iglesia, así que no hablemos de la casa de los otros.”

“Las victimas necesitamos la verdad. La verdad está hecha de humildad y de desnudez. Poner a disposición de las autoridades a los agresores es básico, pero no suficiente. Es imposible que nada nos resarza plenamente. La necesidad de conocer la verdad se impone. La verdad es difícil que sea estática", señaló.

Así mismo, intervinieron en esta jornada la secretaria general de la Asociación Betania de ayuda a las víctimas, Covadonga Orejas, (ccv). y Juan Carlos Pérez Godoy, (sbd) presidente de Escuelas Católicas para quien el tiempo no se puede convertir en una excusa para no afrontar algo de lo que todos nos sentimos responsables. "La resolución que podamos dar a las víctimas es el compromiso por una conversión personal y colectiva y la humildad de aprender, escuchar y asistir a los más vulnerables. Quisiéramos poder pedir perdón una a una, a cada víctima. Mirándolas a los ojos. Reiteramos nuestra firme disposición para reparar el mal causado, nuestra firme disposición".

"Castigos que ni la gente entiende"

En la segunda mesa de experiencias participaron, Luis Alfonso Zamorano, (fvd), Amalia Casado, Directora de Comunicación Institucional en España del Regnum Christi, y el Padre Aaron Smith, Director de Comunicación Internacional del Regnum Christi. Zamorano expuso que no hay sanación posible en la Iglesia mientras la persona acusada siga campando a sus anchas, o con castigos que mucha gente ni entiende". 

Aaron Smith y Amalia Casado realizaron una exposición conjunta de los aprendizajes y errores que han cometido en los casos más conocidos de abusos. “Hemos hecho sufrir a la iglesia y a la sociedad. No hemos sabido cómo tratar a las víctimas. No las hemos creído. Tiene que producirse un cambio de mentalidad", dijeron.

Para finalizar la sesión de la mañana, tomó la palabra el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, para explicar entre otras cuestiones el Decreto presentado ante la Santa Sede. Abogó por un proceder unitario en todo el ámbito de la Conferencia Episcopal Española, en el principio de colaboración con la justicia.

Este procedimiento trata de asegurar la búsqueda de la verdad. “Hay una principal llamada que en el caminar juntos habríamos de hacer. La Misericordia engloba verdad, justicia y perdón. Hacemos un llamamiento para que caminemos juntos. Camino de prevención, con las víctimas, formativos. Hay que poner sobre la mesa lo mucho que ya hay y desde ahí aprender juntos y ayudarnos unos a otros.

 La sesión de la tarde estuvo dedicada a realizar grupos de trabajo para poner puntos en común y recoger ideas fundamentales que se puedan llevar a cabo fruto de la reflexión de los mismos. 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?