Católicos

108 bebés rescatados en todo el mundo en once días de Campaña 40 Días por la Vida

Una madre acompañó a su hija a abortar. Vio a los voluntarios y se acercó a ellos. Enseguida llamó a su hija para que no abortara

40 días por la vida.
photo_camera 40 días por la vida.

Desde que se inició la "Campaña de Oración de 40 días por la Vida", del pasado 22 de septiembre, en la que grupos de personas se reúnen a rezar frente a las clínicas abortivas, de un modo pacífico, sin coaccionar y sin decir nada a las mujeres que acuden a estos establecimientos, un total de 108 bebes, a nivel mundial  y 4 en España, han sido rescatados, informan los organizadores a RC. 

"Son madres que han decidido no abortar y apoyarse en las diferentes organizaciones para que sus bebes nazcan y vivan". ¡Gloria a Dios!  ¡Felicidades a todas estas Madres!", exclaman. 

A once días de haber comenzado la campaña, ya son más de 2.200 voluntarios rezando y ayunando en comunidad frente a los abortorios en toda España.  

Estos son algunos ejemplos de lo que hacen estos voluntarios: 

Madrid

El pasado viernes, los voluntarios de la mañana presenciaron a una joven de 19 años elegir la vida. Ella ya estaba dentro de la Dator para abortar y su madre, que la esperaba fuera, se acercó a nosotros para preguntar por lo que hacíamos. Entonces llamó a su hija para que saliera. Una voluntaria le mostró su pin de los Pies preciosos y le dijo: “Mira, así es tu bebé ahora, ¡mira qué piececitos y ya tiene corazón!”. A la joven se le saltaron las lágrimas, abrazó a los voluntarios y les dio las gracias. Eligió la vida. Actualmente la estamos acompañando en el proceso y la llevaremos a una asociación provida especializada", relatan desde 40 Días por la Vida. 

“Ha sido una bendición de la Virgen María el estar ahí como estamos”, cuenta la voluntaria. “Una de las cosas más bonitas es que casi toda la gente que hay son jóvenes, yo soy la más mayor [...]. Todos son jóvenes maravillosos. La semilla está echada y yo creo que tenemos que vencer”, cuenta una voluntaria. 

Todos los días el abortorio Dator llama a la policía y esta identifica a los voluntarios. “Hemos rezado también por la policía y les hemos dado las gracias”, explica la voluntaria.

Barcelona

Barcelona es la primera ciudad española que realiza dos campañas a la vez ya alcanza más de 400 voluntarios. Uno de ellos cuenta que el otro día una mujer de 85 años aproximadamente, se detuvo y les dio las gracias: “Sois unos valientes…”, les dijo.

"Creemos en el poder de la oración y del ayuno en comunidad y por eso, le pedimos a Dios que ponga fin al aborto, la mayor tragedia del siglo XXI. En España en el 2020, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, 1 de cada 4 embarazadas aborta. En 2019, fueron 56 millones de bebés abortados en todo el mundo. Cada minuto que pasa, mueren en el mundo, 100 bebés a causa del aborto. ¿Cómo será conocida nuestra generación dentro de 100 años? ¿Qué podemos hacer para frenar esta barbarie?”, explica una de las coordinadoras. 

Vitoria

En Vitoria, a principios de la semana, una voluntaria contaba: “Hemos visto salir a una niña después de haber abortado en unas condiciones muy malas; estaba muy mareada y con mucho dolor. Vino con 5 amigos; hemos rezado por ella, por sus amigos, por la conversión y por el no nacido. Duro ver salir a esa niña con tanto dolor”. Además, un sacerdote poeta de esta ciudad alienta y conmueve a los coordinadores de toda España y a los voluntarios con sus poesías en defensa de la vida.

Córdoba

La coordinadora de Córdoba explica con alegría: “Estamos alucinados de la facilidad con que todo está saliendo. Y cuando las cosas salen casi solas ya sabemos de dónde viene la ayuda. María del Himalaya ha estado aquí feliz. Nos dijo que después de ponerlo en oración tenía claro que venía a apoyar nuestra campaña. […] ¡Todos tenemos claro que está Dios con nosotros! Todos los turnos cubiertos, se incorpora la gente que pasa; grupos de evangelistas, sacerdotes y frailes. ¡Está siendo maravilloso!”

Valladolid

En Valladolid, una voluntaria de 22 años inspirada por la campaña escribe: "…Tienes en frente de ti una pulcra sala acristalada; dentro, un frío suelo y el sonido del traqueteo del carrito que porta el material metálico, que va dejando un sonido hueco retumbando en las blancas paredes, como las campanas que anuncian un triste entierro.

A tus espaldas, un prostíbulo, y en la misma acera, el ruido de las carcajadas y el bullicio propio del barrio, los olientes contendores de basura y el sonido de los motores de los coches, acompañan de fondo a esta escena.

De un modo casi inapreciable, en esta misma calle, empiezas a escuchar la revolución del silencio... Y el aroma de unas rosas preciosas van abriendo camino, al caer estas en medio de la calzada. Están anunciando la llegada de unos pies que pertenecen a una Mujer esbelta, que, resuelta, cubre el suelo a su paso con un enorme y suave manto blanco y dorado, que al moverse los tonos deeéste parecen confundirse con las estrellas del Cielo. Y lleva a un bebé entre sus brazos, y musitando la mujer levemente al oído del niño, en su arrullo para no despertarlo: Aquí me tienes, estos voluntarios son la voz de tu silencio, y sus oraciones el latido de tu corazón."

Pamplona

En Pamplona nos explican los voluntarios que han visto a varias mujeres salir en mal estado. Una de ellas nos cuenta: “Mientras rezaba, salió una pareja del abortorio… Él la abrazaba y parecía darle ánimo. ¡Qué tristeza, Dios mío!"

El Puerto de Santa María

En El Puerto de Santa María, la primera ciudad española que acogió esta campaña, la coordinadora explica que en el día del Corazón de Jesús un matrimonio se apuntó a la vigilia para rezar en reparación por el aborto de una persona cercana suya. “¡El Corazón de Jesús repara tantas cosas! Además, hemos puesto el Corazón de Jesús colgado de la ventana, con el permiso de la casa, y la gente pasa por delante y se persigna, le tira besitos y agradece que lo hayamos puesto ahí”.

Los coordinadores explican: "Nuestra oración y nuestra presencia incomodan a la sociedad porque somos la conciencia y la voz de los que no tienen voz. En España, quieren prohibirnos rezar enfrente de los abortorios porque dicen que acosamos a las mujeres…Pero rezar no es acosar. Rezamos en silencio y en comunidad y no tenemos miedo porque tenemos plena confianza y fe en Dios y en que lo que hacemos es bueno". 

Los coordinadores agradecen a la Conferencia Episcopal Española por apoyar sus campañas. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes